Más info

06/10/2017 Hasta 09/10/2017

Mercadillo de la Mocadorà de Sant Donís

Frente Casa de Cultura de Gandia

Desde hace algunos años la Associació de Pastissers i Forners de Gandia y la Federación de Comercio de Gandia,  pretende recuperar la tradición de celebrar Sant Donís, el 9 de octubre, como la fiesta de los enamorados. Así, durante los días previos, los escaparates de los hornos y pastelerías de la ciudad y en la comarca se llenan de pañuelos y figuras de mazapán y se instala un mercadillo frente a la Casa de la Cultura de Gandia con los productos típicos de esta celebración.

Horario del mercadillo: de 11.00 a 14.00 y de 17.00 a 21.00 horas.

Talleres infantiles: se realizarán también talleres didácticos de dulces para los más pequeños. El viernes, de 17 a 20 horas, sábado y domingo durante todo el día y el lunes por la mañana. Los donativos de los talleres serán a beneficio del Preventori Infantil.

La versión más extendida sobre el origen de esta tradición cuenta que Jaume I y su esposa, Violant d’Hongria, en su entrada triunfal en la ciudad de Valencia tras derrotar a los musulmanes el 9 de octubre de 1238, fueron obsequiados por sus habitantes con frutas y verduras de la huerta envueltas en pañuelos de seda.

A partir de 1331 se estableció esta fecha para conmemorar la fundación del Reino de Valencia que con el paso del tiempo devino en una celebración de marcado carácter lúdico en la que se daba rienda suelta a los mundanos placeres.

Con la abolición de los Furs por parte de Felipe V en 1707, se prohibieron también las celebraciones del 9 d’Octubre. No obstante, y para que este día no perdiera su carácter festivo, el gremio de pasteleros y confiteros de la ciudad de Valencia impulsó la celebración de Sant Donís el 9 d’Octubre como “día de los enamorados”.

Otra de las versiones, también con Jaume I como protagonista, cuenta que tras conquistar la ciudad, quiso mostrar su benevolencia con las jóvenes casaderas que debido a la guerra se habían quedado sin dote, y les ofreció unas monedas que éstas recogieron en su pañuelo. De tal manera que quedó este día como propicio para fijar la fecha de la boda o pedir la mano de la novia, añadiendo la mocadorá al correspondiente anillo.

Share.

Leave A Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies