La Ruta de los Borja en Gandia

El legado de una época de esplendor

Gandia fue uno de los escenarios principales de la apasionante historia de la familia Borja (Borgia en su forma italianizada). Durante su ducado la ciudad vivió su etapa más esplendorosa de la que es testimonio un magnífico legado cultural.

Esta ruta pretende descubrir al viajero la huella indeleble que dejó en Gandia esta saga universal que dio al mundo dos papas, Alejandro VI y Calixto III,  y uno de los personajes más destacados de la Contrarreforma, san Francisco de Borja.

La construcción de la Iglesia Colegiata de Santa María, sobre una primitiva iglesia cristiana del siglo XIII se inició a mediados del XIV bajo el ducado de Alfonso el Viejo.

El Palacio Ducal es posiblemente el monumento borgiano más representativo. Fue residencia de los duques de Gandia y allí nació Francisco de Borja en 1510 y vivió como IV Duque de Gandia.

Fue fundado por el V duque de Gandia Don Carlos de Borja y Meneses, hijo mayor de san Francisco. 

Este torreón formó parte de la ampliación de las murallas de la ciudad que acometió el IV duque de Gandia, Francisco de Borja.

Por sus aulas pasaron el mismo Francisco de Borja y personajes ilustres como Baltasar Gracián o el botánico Antonio Cavanilles.

En el retablo del altar mayor de su iglesia se puede contemplar dos obras de Paolo da San Leocadio.

El Hospital de Sant Marc fue una institución para pobres y viajeros que mantuvo su actividad durante más de 600 años, desde el siglo XIV hasta 1973.

+ Contenidos relacionados