«Mascarillas a gogó» es un proyecto solidario surgido gracias a la iniciativa de trabajadores de Vicky Foods, que de forma desinteresada y altruista quieren colaborar con la sociedad en estos momentos tan complicados, con la confección de mascarillas protectoras, un elemento esencial contra el COVID-19, y del cual actualmente existen graves problemas de abastecimiento por los canales de distribución habituales.

La dirección de Vicky Foods se ha implicado desde el primer momento en este proyecto aportando todos los recursos necesarios con la cesión de sus instalaciones, el abastecimiento de materiales para la confección, así como en la organización de la producción.

La operativa del proyecto se estructura a través de una cadena solidaria con procesos diferenciados para garantizar la seguridad en todas sus fases. Así, desde la propia planta de producción que Vicky Foods tiene en la localidad de Villalonga (Valencia), la compañía organiza el material que después recogen y colocan voluntarios en bolsas con los componentes suficientes para elaborar 25 mascarillas.

Tras este primer paso, un segundo equipo se encarga de realizar el reparto en los domicilios de las personas voluntaras que confeccionan las mascarillas. Finalmente, una vez fabricadas, se recogen y se distribuyen de manera gratuita dando prioridad a aquellos sectores que están en primera línea de actuación.