Dulcesol, la marca de bollería, pastelería y pan del grupo internacional de alimentación y distribución Vicky Foods, utilizará en todas sus líneas de pan y pastelería nuevos envases biodegradables.

Esta iniciativa se enmarca en el compromiso adquirido por la organización de establecer como uno de sus ejes estratégicos, la aplicación de criterios de sostenibilidad en todos sus procesos de producción. Un valor añadido que se alinea con la responsabilidad social que forma parte del ADN de Vicky Foods y que, por otro lado, atiende las nuevas demandas de un mercado que valora muy positivamente, y cada vez más, la eficiencia de las empresas en la gestión de los recursos naturales.

Como ha expresado el director de Responsabilidad Social Corporativa y de Relaciones Externas, José Vicente Castell, «nuestro reto es que cuando hablemos de Vicky Foods como una organización cuyo fin es proporcionar alimentos de calidad a nuestros consumidores, se identifique nuestra marca con productos elaborados de forma sostenible.

La implementación de nuevos envases biodegradables, que ha comenzado con sus magdalenas ecológicas, ya presentes en los lineales, seguirá con todas las líneas de pan y estará disponible en su totalidad en el verano de 2021. Se estima que esta iniciativa afecte a cerca de 45 millones de paquetes, entre bolsas, multipacks y envases de venta al peso, de todos los productos de pan y pastelería de Dulcesol, lo que reducirá en 1.200 toneladas el uso de plástico convencional anual por parte de la marca.

Reducir el impacto en el medio ambiente

La gestión responsable de las materias primas y la disminución de los residuos producidos, en concreto el consumo de materiales plásticos convencionales para los envases y embalajes, es uno de los puntales de actuación destacados para la compañía.

El nuevo material que llevarán las distintas categorías de Dulcesol, que sigue todas las normativas de la UE, incorpora una tecnología que consigue que el plástico se degrade como un residuo orgánico más.

Vicky Foods lleva años aplicando una serie de medidas en sus procesos para revertir el uso de este material bajo el enfoque estratégico de “Reducir, Reutilizar y Reciclar”, entre las que destacan la disminución del espesor de las láminas de plástico y de la superficie de los envases, o la investigación de materiales sustitutivos con PLA (poliácido láctico) u otros polímeros compostables y biodegradables.